Novitus fiscal

Nosotros los contribuyentes, con la caja registradora, nos reunimos incidentalmente casi a un ritmo. Entonces, en taxis, ya sea en tiendas de alimentos, o lo mismo en cines, o en tiendas completas o una vez en campos que ofrecen una variedad de servicios más pequeños. Puedes intercambiar valores infinitos en valor. Recordemos también que cuando compramos un producto en línea, cuando recibimos un paquete, además del propio producto, deberíamos llevar más y un recibo.

Esto se selecciona del hecho de que los contribuyentes que realizan ventas sobre la situación de las personas físicas (que por lo tanto no realizan negocios, así como los agricultores de suma global, tienen, a la luz de la ley, la obligación de registrar cuidadosamente el comercio con la ayuda de las cajas registradoras citadas. La práctica, sin embargo, demuestra que viene con diferentes presentaciones.

¿Qué debemos hacer como empresarios cuando la caja registradora fiscal deja de funcionar? Y luego, además, en unos momentos apropiados ... ¿Tenemos la posibilidad de no ser obligados a, por razones comprensibles, dejar de vender?

Con atención venimos aquí nada sorprendente como una caja registradora de reserva. En una situación en la que se corromperá la taquilla, el contribuyente puede tomar el fondo de reserva. Por supuesto, si tiene uno. Sin lugar a dudas, desde un punto de vista legal, los empresarios no están obligados a tener cajas registradoras de excedentes más agudas. Después de todo, están disponibles, en particular, en tiendas fijas y mercados largos. En casos excepcionales, al igual que con la estabilidad de la caja registradora del banco principal & nbsp; que desean seguir vendiendo, puede resultar que la única solución razonable sea mantener la caja registradora de reserva. Por cierto: puedes leerlo en el art. 111 par. 3 de la Ley del IVA.

El fracaso de la institución financiera es, sin duda, nada agradable. Es bueno que podamos salvar la situación utilizando una caja registradora de reserva. Sin embargo, debemos señalar que en el punto en que el contribuyente procede de la grabación de las ventas por parte de un buen fondo de efectivo a la reserva, debe informar rápidamente a la oficina tributaria competente sobre este hecho. La notificación debe tener documentos tales como: datos sobre fallas de equipos, así como información sobre cómo reemplazar equipos de repuesto rotos. El objetivo: lo importante es también hacer una caja registradora de reserva donde se realiza la venta.